Rumbo a la inevitable Reforma Fiscal.

1,000,000,000,000 – Así se ve un billón escrito. ¿Muchos dígitos, no?

Pues, por primera vez el presupuesto oficial de nuestra amada tierra, Quisqueya la bella, superará el billón de Pesos Dominicanos.  La cifra total aprobada por el consejo de ministros para 2021 será de 1,037 billones de pesos.

Era de esperarse, el cierre económico, con algunas medidas de flexibilización impositiva, produjo reducciones de recaudación de ingresos, mientras que por otra parte los subsidios concedidos por el Gobierno para posibilitar la inmovilidad laboral, generaron un aumento de gastos. Las dificultades producidas en las cuentas fiscales por la pandemia provocaron cambios inesperados en el manejo presupuestario tradicional, como por ejemplo que por primera vez en la historia presupuestal se presentó un proyecto de presupuesto complementario antes de finalizar el primer semestre del año, es decir, sin haberse ejecutado la mitad del que se modificaría.

Claramente, ante la pandemia, endeudarnos, fue la única opción.

El resultado fue aumento del déficit fiscal, que de un estimado original de 2.2% del PIB se estima que llegue a 5.0%.  Ante este escenario es inevitable una Reforma Fiscal.

El presidente Abinader ha planteado la necesidad de una simplificación y reforma del Código Tributario, y para esto es necesario bajar los impuestos. Pero, cómo bajar los impuestos, lo cual significa reducir recaudaciones, si lo que se necesita es aumentarlas? Bueno, algunos expertos sugieren la unificación de tasas tributarias, sugieren una tasa unificada del 10 % para beneficiar sectores necesitados de la población.  También la reducción del Impuesto sobre la Renta, adoptando tasas competitivas con las establecidas en las naciones socias comerciales de la República Dominicana. Eliminar duplicaciones tributarias como la aplicación de varios impuestos sobre una misma transacción, así como eliminar impuestos que no produzcan niveles significativos de recaudaciones o inferiores a sus costos.

Sean cuales sean las medidas contenidas en la, casi Segura, Reforma Fiscal, el gobierno debe garantizar la calidad del gasto, con miras a convertirnos en un país competitivo, con un clima favorable al emprendimiento y que permita a las empresas innovar y Crecer. El gobierno y el empresariado deben sentarse en la mesa del diálogo para definir las políticas tributarias a corto, mediano y largo plazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s