La Nueva Junta Central Electoral

LA NUEVA JUNTA CENTRAL ELECTORAL

Por Sergio Holguín.

La semana pasada el Senado de la República, en cumplimiento del mandato de la Constitución y la ley, designó una comisión especial que evaluará los/las aspirantes a miembros de la Junta Central Electoral.   Desde ya varias personalidades han hecho pública su aspiración de conformar el nuevo pleno del organismo comicial.

En estas líneas trataré de describir lo que, en nuestro particular juicio, debe ser un pleno de la junta bien integrado y que cumpla con las aspiraciones de la ciudadanía y de los principales actores del sistema político que son los partidos. Aquí algunos criterios al respecto:

Equidad de género. Es conveniente continuar con el equilibrio de género en la conformación de la junta para dar cumplimiento así al mandato constitucional del artículo 39.5de nuestra normativa supralegal. En ese sentido, se deben escoger tres mujeres y dos hombres o tres hombres y dos mujeres. Es hora de que la JCE sea presidida por una mujer.

Pleno multidisciplinario. Ahora que por disposición del artículo 13 de la Ley 15-19 es permitido integrar el pleno de la JCE con profesionales de otras ramas distintas al derecho, pensamos que el/la presidente y dos de sus miembros deben ser abogados (as), uno/a debe ser profesional del área de la informática y por último un/a politólogo/a. Esta conformación garantiza que los recursos que conoce la junta sean fallados con la pericia jurídica que amerita e incorpora otras áreas del saber que tienen vinculación directa con el proceso de administración electoral.

Capacidad, Honestidad e Independencia política. La jce no sólo administra el proceso electoral, sino también y como lo establece su lema es “garantía de identidad…” siendo la responsable del registro civil en la República Dominicana, por tanto, debe ser intregrada por profesionales probos          y honestos como debe ser todo servidor público amante de su país. La esperada independencia política es el sine qua non para que pueda jugar su papel de árbitro del proceso electoral, para sostenerse sobre su propio prestigio y ganar la autoridad necesaria para que el proceso sea creíble.

Caracter. Sin lugar a dudas la condición más importante. He escuchado y leído al Dr. Guillermo Moreno, presidente de Alianza País, decir que a la JCE “le ha faltado carácter” y tiene razón. Es que, con la promulgación de las leyes 33-18 y 15-19, la primera sobre Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos y la segunda Orgánica del Régimen Electoral, el país esperaba que la JCE aplicara mano dura contra la sarta de delitos, vicios y violaciones que cometen partidos, políticos, candidatos/as, funcionarios/as etc., durante la campaña y las elecciones, y que desnaturalizan la democracia.

La población espera que la próxima JCE dé respuestas ante la compra de votos, la campaña política en los recintos y sus alrededores, el uso y abuso de los recursos públicos en campaña, funcionarios/as públicos accionando a nombre de candidatos en los comandos de campaña, el financiamiento ilícito de partidos y candidatos/as etc., La ciudadanía le agradecería mucho a los/as aspirantes al pleno de la JCE que si no cumplen con esta condición no se postulen. El secuestro institucional y el reparto por parte de las nuevas mayorías senatoriales no es una opción.

Sergio Holguín
Abogado, Delegado Político de Alianza País ante la JCE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s